PARARRAYOS - PROTECCIÓN SOBRETENSIONES

Tomas de tierra - Soldadura Exotérmica - Detectores de tormenta

Pararrayos - Aplicaciones Tecnológicas: Especialistas en protección contra el rayo, sobretensiones transitorias y permanentes, detectores de tormentas.

APLICACIONES TECNOLÓGICAS USA COOKIES EN ESTA PÁGINA WEB

Nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para obtener estadísticas de uso del sitio web y recoger datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Puede consultar información detallada sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies.

 

Esta sección tiene como objetivo ampliar la información que le ofrecemos sobre temas relacionados con el rayo y sus efectos. Por favor, póngase en contacto con nosotros si necesita ampliar información.

Protección externa - pararrayos

Efectos destructivos del rayo

Efectos eléctricos: destrucción de equipos. Elevación del potencial de tierra y generación de sobretensiones que pueden dañar los equipos conectados a la red eléctrica.

Efectos electrodinámicos: daños en edificios. Deformaciones y roturas en la estructura por las fuerzas generadas por el elevado campo magnético que se produce.

Efectos térmicos: incendios. La disipación de calor por efecto Joule puede llegar a provocar incendios.

Efectos sobre las personas y animales: electrocuciones y quemaduras. El paso de una corriente de una cierta intensidad durante un corto plazo de tiempo es suficiente para provocar riesgo de electrocución por paro cardíaco o respiratorio. A esto se añaden los peligros de quemaduras.

Efectos de inducción: dentro de un campo electromagnético variable, todo conductor sufre el paso de corrientes inducidas. Si estos conductores llegan a equipos electrónicos o informáticos pueden llegar a producir daños irreversibles.

Todos estos efectos tienen como consecuencia importantes pérdidas económicas debidas a los daños en los edificios y equipos por impacto directo o por incendios causados por una descarga. También puede tener costes muy elevados la interrupción de servicio, la parada de línea en procesos de fabricación y el arranque y parada de maquinaria en ciertos sectores si los equipos de control se ven afectados por los efectos destructivos del rayo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Efectos eléctricos: destrucción de equipos.

 

 

 

 

Elevación del potencial de tierra y

generación de sobretensiones que pueden dañar los equipos conectados a la red

eléctrica. (1)

 

Efectos electrodinámicos: daños en edificios.

 

 

 

Deformaciones y roturas en la

estructura por las fuerzas generadas por el elevado campo magnético que se

produce.

 

Efectos térmicos: incendios.

 

 

 

La disipación de calor por efecto Joule puede llegar a

provocar incendios.

 

Efectos sobre las personas y animales: electrocuciones y quemaduras.

 

 

 

El paso

de una corriente de una cierta intensidad durante un corto plazo de tiempo es

suficiente para provocar riesgo de electrocución por paro cardíaco o respiratorio. A

esto se añaden los peligros de quemaduras.

 

Efectos de inducción:

 

 

 

dentro de un campo electromagnético

variable, todo conductor sufre el paso de corrientes inducidas. Si estos conductores

llegan a equipos electrónicos o informáticos pueden llegar a producir daños

irreversibles.

Todos estos efectos tienen como consecuencia importantes pérdidas económicas

debidas a los daños en los edificios y equipos por impacto directo o por incendios

causados por una descarga. También puede tener costes muy elevados la interrupción

de servicio, la parada de línea en procesos de fabricación y el arranque y parada de

maquinaria en ciertos sectores si los equipos de control se ven afectados por los

efectos destructivos del rayo.

 

Efectos destructivos del rayo / Descarga [ 110,85 KB - pdf ]