PARARRAYOS - PROTECCIÓN SOBRETENSIONES

Tomas de tierra - Soldadura Exotérmica - Detectores de tormenta

Pararrayos - Aplicaciones Tecnológicas: Especialistas en protección contra el rayo, sobretensiones transitorias y permanentes, detectores de tormentas.

APLICACIONES TECNOLÓGICAS USA COOKIES EN ESTA PÁGINA WEB

Nuestra página web utiliza cookies propias y de terceros para obtener estadísticas de uso del sitio web y recoger datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad. Si continúa navegando, entenderemos que acepta su uso. Puede consultar información detallada sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies.

 

Esta sección tiene como objetivo ampliar la información que le ofrecemos sobre temas relacionados con el rayo y sus efectos. Por favor, póngase en contacto con nosotros si necesita ampliar información.

Protección preventiva - detectores de tormentas

En que consiste la protección preventiva

La protección preventiva consiste en disponer de información anticipada (procedente de un detector de tormentas) que permita al usuario iniciar medidas preventivas
temporales antes del comienzo de la actividad tormentosa, quedando desactivadas
cuando cese la tormenta.
En determinadas situaciones, la protección preventiva puede ser un complemento de las
instalaciones de protección contra el rayo, mientras que en otras puede actuar de forma
única. Una adecuada protección preventiva puede evitar importantes pérdidas materiales
y evitar daños en los seres vivos.

Los pasos de una adecuada protección preventiva consisten en:

1º- Detectar con anticipación la presencia de peligro/riesgo de rayo en el área a proteger.
2º- Disminuir el peligro/riesgo de daño debido al rayo iniciando acciones preventivas antes del comienzo de la actividad tormentosa.

Éstas son acciones preventivas que no se llevan a cabo continuamente. Cuando el peligro por rayo no está presente, la acción preventiva cesa.

En relación a la protección preventiva es importante destacar que no reemplaza ni a la protección externa contra el rayo ni a la protección interna contra sobretensiones (ambas son protecciones de carácter permanente) sino que es un complemento a ellas.
Sin embargo, cuando la protección externa o interna no puede acometerse (como en el
caso de algunos elementos en movimiento o en el caso de personas) la protección preventiva puede usarse de forma única.

Existen normas y métodos relativos a la protección externa e interna contra el rayo, pero
éstos no cubren algunas situaciones potencialmente peligrosas relacionadas con las
tormentas eléctricas y los rayos, que pueden ser dinámicamente prevenidas o reducidas
con medidas temporales cuyo origen sea la alerta proporcionada por un sistema detector.
Disponer de información sobre tormentas eléctricas es fundamental para trabajos o
emplazamientos sensibles a las perturbaciones atmosféricas.

Los detectores de tormentas son especialmente útiles para los responsables en la toma de decisiones (administración estatal, autonómica o local, empresas públicas o privadas) que involucren algunas de las siguientes situaciones:

Personas en zonas abiertas: trabajos, deportes o actividades al aire libre,
competiciones, eventos multitudinarios, actividades agrícolas, ganaderas y pesqueras.
Salvaguarda de bienes sensibles: sistemas informáticos, controles eléctricos o electrónicos, sistemas de emergencia, alarma y seguridad.
Prevención de pérdidas en operaciones y procesos industriales.
Prevención de accidentes graves que involucren productos peligrosos (inflamables, radioactivos, tóxicos y explosivos).
Operaciones en las que se deba garantizar la continuidad de los servicios básicos: telecomunicaciones, generación, transporte y distribución de energía, servicios sanitarios y servicios de emergencias.
Infraestructuras: puertos, aeropuertos, ferrocarriles, carreteras y autopistas, teleféricos.
Protección civil y del medio ambiente.
Prevención de riesgos laborales: cumplimiento con la Ley 39/1997 de prevención de riesgos laborales, así como RD 1215/1997.

En que consiste la protección preventiva / Descarga [ 161,04 KB - pdf ]