Educación, investigación y salud

Hospitales, universidades, centros de investigación, etc., son infraestructuras clave que deben ser protegidas contra los riesgos provocados por las tormentas eléctricas. Equipadas con equipos de alto coste o con una alta concentración de personas, un buen sistema de protección contra el rayo es imprescindible.

En los hospitales, la protección de las líneas eléctricas es especialmente importante, donde el buen funcionamiento de los equipos puede ser vital para algunos pacientes. La detección de tormentas puede resultar útil para la seguridad de las personas, especialmente si se trata de instalaciones con grandes espacios abiertos, como son las universidades.

La protección contra el rayo, unida a los sistemas de detección de tormentas, permiten en este tipo de centros proteger a las personas y asegurar la continuidad de los servicios, así como salvaguardar equipamientos informáticos y electrónicos de gran valor.

Soluciones de protección contra el rayo

Colegios
Campus universitarios
Observatorios astronómicos
Instituciones
Hospitales
Residencias 3ª edad