Energía

La producción y suministro de energía son industrias imprescindibles para el desarrollo económico y el bienestar de las personas. Las infraestructuras energéticas deben minimizar sus riesgos frente al rayo, tanto para garantizar una adecuada producción y rentabilidad de las mismas, como especialmente para proteger a las personas y evitar accidentes medioambientales.

Con instalaciones de grandes dimensiones, es importante realizar un estudio adecuado del riesgo para cada área e instalar la protección contra el rayo externa (detectores de tormentas, pararrayos, etc.) e interna (protectores contra sobretensiones) necesarias para evitar incendios y daños a los equipos que controlan los procesos críticos.

Soluciones de protección contra el rayo

Centrales eléctricas, hidroeléctricas, térmicas y nucleares
Subestaciones
Centros de transformación
Parques eólicos
Parques solares