Espacios abiertos

Las tormentas eléctricas son especialmente peligrosas en espacios abiertos, donde puede haber personas expuestas a ellas. Si no es posible evitar en toda la zona el impacto directo de rayos, su protección puede acometerse mediante acciones preventivas iniciadas a partir del aviso de un sistema de detección de tormentas.

Algunas zonas abiertas pueden protegerse mediante pararrayos con dispositivo de cebado, pero incluso en esos casos la permanencia en zonas abiertas durante la tormenta puede ser peligroso. Lo más recomendable es la instalación de detectores de tormentas y el establecimiento de medidas preventivas, entre ellas la evacuación, en caso de peligro de impacto de rayo.

Soluciones de protección contra el rayo

Estadios
Polideportivos
Campos de golf
Zoológicos
Playas
Campings
Seguridad laboral
Parques naturales
Parques de atracciones
Estaciones de esquí
Eventos multitudinarios
Explotaciones ganaderas
Minas a cielo abierto