Industria

Las industrias dependen cada vez más de autómatas y equipos electrónicos, muy sensibles a las sobretensiones de origen atmosférico provocadas por tormentas eléctricas. Un fallo en estos equipos puede interrumpir líneas enteras de trabajo.

Además, se debe preservar la seguridad en el trabajo del personal empleado en las fábricas, cuidando que los efectos del rayo no alcancen la maquinaria que utilizan. Algunas industrias, como las químicas y petrolíferas, pueden causar, en caso de accidente, importantes daños medioambientales.

La protección contra el rayo de las infraestructuras y las líneas eléctricas reduce daños económicos y personales, evitando paradas innecesarias en las cadenas de producción, degradación de la maquinaria y pérdida o corrupción de datos, además de daños más serios como incendios o electrochoques.

La protección integral de las industrias frente a los efectos del rayo es una decisión rentable, en cualquier caso.

Soluciones de protección contra el rayo

Siderúrgica
Metalúrgica
Plataformas petrolíferas
Refinerías
Agropecuaria
Cementeras
Química
Silos
Armamentística
Robótica
Textil
Automóvil
Alimentaria
Farmacéutica