EVITAR RIESGOS POR TENSIÓN DE PASO Y CONTACTO

Incluso si un sistema de protección contra el rayo está perfectamente instalado existe peligro para las personas si se encuentran en sus inmediaciones en el momento en el que cae un rayo: las tensiones de paso y contacto.

  1. La tensión de paso es la que existe entre los dos pies, pudiendo ser muy elevada si se está dispersando la corriente del rayo y no existe ningún aislamiento en el terreno.

  2. La tensión de contacto es la que se produce si una persona toca el conductor de bajada cuando está circulando la corriente del rayo.

En ambos casos parte de la corriente del rayo pasará a través de la persona, con el consiguiente daño por choque eléctrico.

Aplicaciones Tecnológicas, S.A. pone a su disposición mallazos de tierra y tubos de protección de polietileno reticulado como se prescribe en las normativas más recientes para evitar estos riesgos.