Modificación de la Guía Técnica de la ITC-23 del Reglamento de Baja Tensión sobre protección contra sobretensiones

La norma española establece la protección contra sobretensiones transitorias y permanentes.

Se ha modificado la Guía Técnica de la Instrucción Técnica Complementaria 23 (ITC-23) de Protección contra sobretensiones del Reglamento de Baja Tensión. Previamente la instrucción solo regulaba los protectores contra sobretensiones transitorias. La modificación contempla la protección contra sobretensiones temporales o permanentes (POP o DPST por sus siglas en español) según la norma UNE-EN 62305.

En concreto, se menciona que estos dispositivos permiten mitigar los efectos de las sobretensiones a frecuencia de red entre fase y neutro mediante la actuación de un dispositivo de corte (magnetotérmico o diferencial).

Estas sobretensiones son imposibles de prevenir por lo que las instalaciones interiores o receptoras deben estar protegidas en el origen. Para entorno residencial y análogo estos protectores  deben ser conformes a la norma UNE-EN 50550.