PARARRAYOS - PROTECCIÓN SOBRETENSIONES

Tomas de tierra - Soldadura Exotérmica - Detectores de tormenta

Pararrayos - Aplicaciones Tecnológicas: Especialistas en protección contra el rayo, sobretensiones transitorias y permanentes, detectores de tormentas.

APLICACIONES TECNOLÓGICAS USA COOKIES EN ESTA PÁGINA WEB

Puede consultar información detallada sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies.

Al hacer clic en “Aceptar y continuar”, usted reconoce que acepta el uso de cookies en su ordenador.

Queremos mantenerle informado sobre las novedades referentes a los Sistemas de Protección Contra el Rayo (pararrayos, protección contra sobretensiones, detectores de tormentas), actualización de las normativas existentes, desarrollo de cursos especializados de formación, jornadas técnicas, así como las distintas aplicaciones y posibles descargas desarrolladas.

Nueva revisión de la Guía-BT-23 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión de España

21/12/2017

La Guía BT-23 del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT), que marca la necesidad u obligación de instalar protectores contra sobretensiones, ha publicado su última revisión (número 3). Entre los cambios más importantes, esta versión incluye la obligatoriedad de colocar dispositivos de protección de sobretensiones transitorias de tipo 1 en las instalaciones de edificios que cuenten con pararrayos.

Nueva revisión de la Guía-BT-23 del Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión de España    

Así, para los edificios cuyo alto riesgo haya determinado que deben disponer de pararrayos, será obligatorio también proteger las líneas, evitando daños a los equipos eléctricos y electrónicos en el interior de las estructuras.

Este cambio corresponde a una adecuación de la Guía-BT-23 con el Código Técnico de la Edificación, en el que ya se tenía en cuenta esta obligación en todos los edificios que requieran de pararrayos (CTE en su DB-SU-8): “Los sistemas de protección contra el rayo deben constar de un sistema externo, un sistema interno y una red de tierra […] Deberá unirse el sistema externo de protección si lo hubiera, con conductores de equipotencialidad o protectores de sobretensiones a la red de tierra”.

La guía establece también que, en instalaciones ubicadas en un radio de aproximadamente 50 metros alrededor de un pararrayos (aunque no esté en el mismo edificio), se recomienda disponer de dispositivos de protección contra sobretensiones transitorias de tipo 1.

Ya en la revisión anterior (número 2), se incluyó la recomendación de selección del tipo de los dispositivos de protección contra sobretensiones permanentes a instalar, que sigue vigente en esta nueva versión de la Guía-BT-23. 

El documento se puede encontrar publicado en la página web del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, dentro del apartado de Seguridad Industrial. O puede descargarlo aquí.