Detección de tormentas

Detección de tormentas

Las empresas con activos, materiales o personales, a merced de tormentas eléctricas tienen, o deberían tener, un protocolo de actuación y plan preventivo ante el riesgo de tormentas eléctricas. En ocasiones este protocolo, o bien no existe, o si disponen de él, podría mejorarse, ya que, en muchas ocasiones, la decisión de continuar o paralizar los trabajos se toma de forma subjetiva, motivo por el cual ciertas decisiones podrían no ser acertadas.

Los rayos son potentes descargas eléctricas atmosféricas que pueden ser un gran peligro, según donde impacten. Sin la protección y prevención adecuada, estas descargas resultan un riesgo para personas, animales, edificios y equipos eléctricos/electrónicos.

Para poder prevenir los efectos de este fenómeno natural, la norma UNE-EN IEC 62793 establece una guía de aplicación para poder determinar la necesidad o no de un sistema de detección de tormentas eléctricas, así como los tipos de detectores que existen para ello.

Hay dos datos muy relevantes a tener en cuenta al evaluar el peligro relativo de los rayos en los campos de golf. El primero es que la media anual de muertes en campos de golf, en todo el mundo, es de 13 personas siendo la mayoría debidas a descargas eléctricas provocadas por tormentas. El segundo dato es que, en Estados Unidos, un 5% del total de muertes provocadas por la caída de rayos suceden en los campos de golf.