Los daños ocasionados por rayos son los accidentes más comunes en 19 de las 50 provincias españolas

Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y Extremadura están a la cabeza en este tipo de siniestros.

Según el informe de Línea Directa “El seguro del hogar en España: accidentalidad y no aseguramiento”, nueve comunidades autónomas registran como siniestros más comunes en el ámbito doméstico los correspondientes a daños ocasionados por rayos, viento y pedrisco. En Galicia y Cantabria estos accidentes suponen más de la tercera parte de los siniestros registrados en el hogar.

El estudio destaca además que el coste medio de este tipo de siniestros ronda los 400 euros, siendo los meses comprendidos entre noviembre y febrero cuando se producen más accidentes.

Contar con una protección adecuada contra el rayo –pararrayos y protectores contra sobretensiones para el ámbito doméstico- es fundamental para evitar estas pérdidas.