¿Molde múltiple o molde específico? Claves para acertar

A la hora de realizar uniones con soldadura exotérmica (también llamada aluminotérmica), conviene tener en cuenta algunos factores determinantes para aprovechar los recursos invertidos en la compra de material y la agilidad con que se realiza el trabajo en la obra.

 

Contar con todo lo necesario (compuesto de soldadura, iniciadores, elementos de protección individual, kit de limpieza, etc.) y no disponer del molde que conviene a la ocasión puede significar retrasos innecesarios o incluso el desaprovechamiento de un desplazamiento o una jornada de trabajo.

Dado que los moldes de grafito son un elemento que por sus propias características sufre un desgaste, ¿cómo asegurarse de que el molde elegido se adapta a nuestras necesidades y será aprovechado al máximo a lo largo de su vida útil?

Los siguientes puntos tienen por objetivo ayudarle a identificar una serie de casos que orientarán mejor su elección.

Tipo de conexión y frecuencia de casos

¿Realiza usted un único tipo de conexión entre dos conductores determinados (cables, pletinas, picas, varillas….) de unas dimensiones fijas y de una forma particular (lineal, en T en cruz, paralelo…)?  Sin duda, lo que le conviene es utilizar un molde específico.

¿Necesita realizar frecuentemente soldaduras de varios tipos(en T, en cruz, a pica) entre conductores de dimensiones variables hasta 95mm2?  El molde múltiple le servirá para cubrir estos casos, que a menudo no se conocen hasta que se llega a la obra.

 

DIMENSIÓN DEL PROYECTO

Para cualquier proyecto grande o mediano, los moldes específicos son siempre necesarios pues permiten trabajar con rapidez y de manera repetitiva. Normalmente se realiza el pedido de moldes específicos necesarios para el proyecto en particular y sólo se reserva el stock necesario para el mantenimiento de la instalación.

No obstante, resulta práctico y así lo recomendamos, el disponer siempre de un molde múltiple a mano puesto que se ha demostrado que en proyectos de cierta importancia, el tiempo de respuesta puede ser determinante en caso de que surja cualquier percance (tipo de conexión no previsto, cable en malas condiciones,  conductor de dimensiones distintas, por citar sólo unas cuantas).  El molde múltiple le permitirá continuar con el trabajo, por lo que nunca está de más.

Para pequeñas instalaciones,tareas de mantenimiento y reparaciones, el molde múltiple es sin duda la mejor solución. Suelen ser operaciones en las que se realizan muy pocas soldaduras y además de diferentes tipos.  Es posible que hacer una soldadura nos lleve un poco más de tiempo, pero se rentabilizan al máximo los productos de soldadura.

Quizá se explique mejor este caso con un ejemplo:

Durante una semana, un equipo de instaladores debe hacer los siguientes trabajos:

·         Lunes: reparaciones en el alumbrado público (rehacer las tomas de tierra con soldadura). Conexión tipo: cable de 16mm2 a pica de 14.3mm

·         Martes: instalación de pararrayos.  Conexiones posibles que se van a encontrar: cable de 50mm2 a pica de 14.3mm y cable 50 mm2 a cable 50 mm2 en T

·         Miércoles: obras en una vivienda. Seguramente requiera unir cable 35mm2 a cable de 35mm2 en T y cable de 35mm2 a pica de 14.3mm de diámetro.

Y así para una variada colección de casos…

Para llevar a cabo estos trabajos serían necesarios varios moldes específicos diferentes, mientras que con tan solo 1 MM-CT14 se podrían llevar a cabo los trabajos citados.

 

¿Y EN LAS SUBESTACIONES ELÉCTRICAS?

En el caso de las subestaciones eléctricas, donde la soldadura exotérmica suele ser obligatoriael molde específico es la única solución. El trabajo en subestaciones eléctricas requiere de conductores de gran tamaño (cables de 95mm2 o superiores) para los que el molde múltiple no está recomendado y además, los tipos de unión soldaduras son casi exclusivamente en T y en cruz.

Y por último, una clave importante puede estar en su propio almacén.

 

¿QUÉ INFORMACIÓN SE PUEDE EXTRAER DE LAS ESTANTERÍAS?

Si se tiene muchos moldes específicos y su rotación es muy baja, seguramente le convenga sustituir algunos de ellos por moldes múltiples. Si por el contrario, si necesita reponer frecuentemente su stock de moldes específicos, este suele ser indicio de que está gestionando bien la compra de este material.

En definitiva,  recomendamos para todo tipo de almacenes y empresas instaladoras disponer al menos de un molde múltiple a mano, bien para pequeños trabajos, bien para resolver problemas inesperados en una instalación mayor.