Contar con protectores contra sobretensiones evita graves pérdidas económicas debido a los daños en equipos eléctricos y electrónicos.

Viviendas, locales comerciales y oficinas contienen cada vez más equipos eléctricos y electrónicos, con funciones más complejas e importantes y en la mayoría de los casos interconectados entre sí. Las sobretensiones provocadas por descargas atmosféricas o por fallos en el suministro eléctrico pueden provocar graves daños en estos equipos.

Aunque el edificio tenga un buen sistema externo de protección contra el rayo, las sobretensiones pueden entrar en los equipos por las líneas de suministro eléctrico, la toma de tierra, la señal de televisión o las líneas de teléfono y datos. Estas últimas y los equipos que conectan están diseñados para tensiones muy bajas, por lo que una sobretensión puede causar graves daños que van desde la inutilización del equipo a la pérdida irremplazable de datos.

Aplicaciones Tecnológicas ha diseñado un equipamiento básico para proteger eficazmente contra sobretensiones los equipos eléctricos y electrónicos domésticos, fácil de instalar y con un coste ajustado. Una barrera para la corriente del rayo en cada una de las líneas que conectan la vivienda o negocio y sus equipos con el exterior: