Un contador de rayos que se instala en instalaciones ya existentes sin interrumpir la bajante

Los contadores de impactos de rayos son herramientas muy útiles en las instalaciones de protección contra el rayo, ya que permiten determinar fácilmente si la instalación ha sufrido el impacto de un rayo y por lo tanto, si se requiere de una revisión o mantenimiento adicional a las revisiones periódicas impuestas por las normativas de referencia UNE 21186:2011.

 

 

Los contadores de impactos de rayo basan su principio de funcionamiento en la detección del pulso de corriente que genera el rayo por la bajante en su camino  hacia el sistema de puesta a tierra. Normalmente es necesario hacer pasar la bajante del pararrayos por el contador para poder realizar esta detección. Esto implica  habitualmente tener que interrumpir la bajante en algún punto de la instalación existente para poder hacer pasar la bajante por el contador de impactos.

Para solucionar esta posible situación, Aplicaciones Tecnológicas ha desarrollado un nuevo modelo  de contador de impactos, el AT-034G, que cuenta con la misma funcionalidad, prestaciones y características que su predecesor, el AT-001G, pero con la gran ventaja de no requerir la interrupción de la bajante para su instalación gracias a que su plancha metálica de fijación, abraza a la bajante, facilitando enormemente su utilización en instalaciones ya existentes.

Otra ventaja es un diseño más ergonómico y su reducido tamaño (156 x 66 x 61 mm) que permite su uso en lugares muy angostos, como arquetas, el interior de mástiles auto soportados, etc. Además, la posición del visor del contador ha sido planteada para facilitar la lectura de los dígitos desde cualquier posición, aunque el contador se encuentre a cierta altura.

El equipo consta de dos partes principales: una plancha metálica soporte y la caja del propio contador inyectada en policarbonato especialmente tratado para alargar su vida útil y mejorar su comportamiento a la intemperie. La fijación del equipo se realiza simplemente apretando 4 tornillos, de forma que la bajante quede abrazada entre ambos elementos.

En resumen, si se busca completar su actual instalación con un contador de rayos y dispone de poco espacio o le preocupa el impacto visual de este elemento, el AT-034G es el modelo que mejor se adapta a este fin.