PARARRAYOS - PROTECCIÓN SOBRETENSIONES

Tomas de tierra - Soldadura Exotérmica - Detectores de tormenta

Pararrayos - Aplicaciones Tecnológicas: Especialistas en protección contra el rayo, sobretensiones transitorias y permanentes, detectores de tormentas.

APLICACIONES TECNOLÓGICAS USA COOKIES EN ESTA PÁGINA WEB

Puede consultar información detallada sobre las cookies y su uso en nuestra Política de cookies.

Al hacer clic en “Aceptar y continuar”, usted reconoce que acepta el uso de cookies en su ordenador.

Queremos mantenerle informado sobre las novedades referentes a los Sistemas de Protección Contra el Rayo (pararrayos, protección contra sobretensiones, detectores de tormentas), actualización de las normativas existentes, desarrollo de cursos especializados de formación, jornadas técnicas, así como las distintas aplicaciones y posibles descargas desarrolladas.

Principales diferencias entre una unión mecánica y una soldadura exotérmica

24/11/2017

La soldadura exotérmica y la unión mecánica pueden tener una aplicación similar a simple vista; sin embargo, sus resultados y beneficios son muy diferentes.

Principales diferencias entre una unión mecánica y una soldadura exotérmica    

Una unión soldada exotérmicamente presenta una conexión realizada por fusión, más fiable y duradera. El resultado es un enlace molecular irreversible. La conductividad de la propia unión es igual o superior a la de los conductores implicados. Como consecuencia, la conexión es permanente con una vida útil igual a la de la red de tierras.

La soldadura exotérmica no requiere de un alto mantenimiento, ya que es capaz de soportar el paso de corriente de forma repetida sin degradarse. Y una vez cerrado el molde, el proceso de la soldadura exotérmica es autónomo, reproducible y uniforme.

En cambio, en una unión mecánica la conexión se realiza por presión y apriete y el enlace resultante es de contacto. La unión presenta una conductividad inferior a la de los conductores implicados y la conexión es transitoria, ya que presenta degradación eléctrica con el tiempo.

La unión mecánica sufre con el paso de corriente, las faltas o las descargas repetitivas y el resultado de la unión depende del par de apriete aplicado por el instalador.