Sobretensiones Transitorias

La protección interna contra el rayo salvaguarda a equipos eléctricos y electrónicos frente a las sobretensiones originadas por los impulsos electromagnéticos del rayo.

Las sobretensiones transitorias son un aumento de voltaje de muy corta duración, medido entre dos conductores o entre conductor y tierra. Puede deberse a descargas eléctricas atmosféricas (rayos) y a procesos de conmutación o de averías (contacto a tierra o cortocircuito). Las más destructivas se deben a los rayos.

Los dispositivos de protección deben responder instantáneamente, salvaguardando los equipos conectados a las líneas de suministro eléctrico y a las líneas de datos. Las normas de aplicación en este campo son la IEC 61643-11 y la IEC 61643-21.

¿Cómo se introducen las sobretensiones en los equipos?

Las líneas de suministro eléctrico, las líneas telefónicas, de televisión o de datos recorren a menudo grandes distancias fuera de todo entorno protegido y se conectan a equipos muy sensibles. Esta condición las hace especialmente receptivas a las sobretensiones que luego se transmitirán por conducción a todos los equipos conectados.

También hay que prestar especial atención a líneas aéreas que conecten equipos sensibles incluso en entornos protegidos, ya que es probable que se puedan inducir tensiones peligrosas en ellas. En general, es conveniente instalar protección contra sobretensiones en cualquier línea que entre o salga de un edificio y conecte o pueda llegar a conectar equipos sensibles.

Por último, los efectos del rayo pueden introducirse a través de la red de tierras, cambiando la referencia de tensión de las masas de todos los equipos conectados a ella o bien de la misma línea de suministro eléctrico.

Además, cuando en un mismo emplazamiento existen varias edificaciones, es habitual que el riesgo se incremente porque aumentan las interconexiones.

Solicite más información

Quiero contactar con un experto.

Deseo recibir la información y noticias de Aplicaciones Tecnológicas.