Por qué instalar detectores de tormenta en instalaciones inflamables: ATSTORM®v2 en refinerías petrolíferas

Los detectores de tormenta ATSTORM®v2 están especialmente indicados para complementar los sistemas de pararrayos y protección contra sobretensiones en lugares de alto riesgo.

Una refinería petrolífera alberga una gran cantidad de materiales y compuestos altamente inflamables y explosivos como la gasolina y el gasóleo, así como gases, aceites minerales y asfaltos. En los depósitos que contienen el petróleo y el gas recogido, también se encuentran gases inertes como el nitrógeno y otros gases explosivos como el ácido sulfhídrico  y el benceno. Por otro lado, en las operaciones de carga y descarga de combustible o traslado de material, se generan además situaciones de alto peligro en caso de tormenta con descargas eléctricas.

Estas condiciones provocan que los posibles daños, tanto humanos como materiales,  ocasionados por la descarga de rayos, sean muy altos. Así, se hace imprescindible contar con un sistema de protección preventiva que complemente los sistemas de pararrayos y protección contra sobretensiones.

Así lo ha hecho, entre otras, la refinería de Rizhao, en China, donde ha sido instalado el detector de tormentas ATSTORM®v2 de Aplicaciones Tecnológicas. Nuestro detector registra las mediciones de evolución de campo eléctrico, activando, antes de que se produzca la primera descarga eléctrica, el nivel de alerta que desencadena el protocolo de seguridad de la refinería ante impacto de rayo. En el caso de las refinerías, los diferentes niveles de alerta activan las acciones preventivas para reducir el riesgo ante una explosión, tales como la parada de actividad o la evacuación de personal.