Protección contra sobretensiones para instalaciones de telecomunicaciones domésticas y de oficinas

Esquema básico para proteger sus instalaciones de antena y telefonía con los protectores más eficaces del mercado.

Las instalaciones de telecomunicaciones, tanto en viviendas como en edificios de oficinas, son muy sensibles a las sobretensiones transitorias. En nuestros hogares y puestos de trabajo disponemos cada vez más de equipos electrónicos (ordenadores, televisiones, etc.) que pueden destruirse.

Aplicaciones Tecnológicas recomienda el siguiente esquema de protección acorde a las normativas para infraestructuras comunes de telecomunicaciones:

Debido a las características de su ubicación, son unos de los elementos más expuestos a recibir la descarga del rayo y, aunque exista un pararrayos instalado, los efectos secundarios de la descarga pueden afectar tanto a los equipos conectados como a la señal recibida. Los protectores contra sobretensiones ATFREQ protegen el cable de señal, derivando las sobretensiones conducidas o inducidas a tierra, evitando así dichos daños.

Se recomienda la instalación de un protector ATFREQ-F (AT-2103) por cada antena.

En la fuente de alimentación de la central amplificadora, recomendamos nuestro protector contra sobretensiones transitorias de la serie ATCOVER (AT-8112), un protector de fase, neutro y tierra para líneas monofásicas de 230V, que incluye protección en modo común y diferencial en un sólo dispositivo. Para los amplificadores de las bajantes, se instalará un ATSUB-D (AT-8216) por bajante.

Nuestro AT-9109, protector para líneas telefónicas analógicas o ADSL en regletas KRONE en módulos con protección coordinada  media y fina para un par de hilos.