Sistema de pararrayos en tierras de baja conductividad: Electrodo Dinámico APLIROD®

Adecuación de las tomas de tierra a través de la instalación de APLIROD®.

Los sistemas de pararrayos para la protección de edificios erigidos sobre terrenos con alto grado de resistividad, deben prestar especial atención en la adecuación de las tomas de tierra. En este tipo de terrenos de baja conductividad, la ausencia de iones libres que rodean al electrodo de la toma de tierra perjudica el funcionamiento de la misma. Los sistemas de toma de tierra mediante electrodos dinámicos se basan precisamente en aportación de iones al terreno.

APLIROD® es la solución de Aplicaciones Tecnológicas que mejora la resistencia de puesta a tierra incluso en terrenos rocosos y pedregosos. Estos electrodos absorben la humedad ambiental y el agua que pueda haber en el interior de la arqueta, aportando iones y reduciendo gradualmente la resistividad del terreno en zonas profundas, que es donde se consiguen mejoras significativas de la resistencia de toma de tierra.

Tal es el caso del faro de la Torre de Hércules en A Coruña, que ha sufrido recientemente diversos daños por impactos de rayo. Ubicado sobre un terreno con un alto grado de resistividad, una de las mejoras de su sistema de pararrayos pasa por la adecuación de las tomas de tierra a través de la instalación de electrodos dinámicos y material conductor APLIFILL®.

 

Información técnica detallada: APLIROD® / APLIFILL®.