Tormentas eléctricas: consecuencias para el hogar y cómo protegerse

En el entorno doméstico hay cada vez más equipos eléctricos y electrónicos con funciones muy complejas y necesarias que nos facilitan la vida diaria. Pero estos equipos, si no están protegidos adecuadamente, están expuestos a sufrir daños durante una tormenta eléctrica. En el sector residencial es fundamental disponer de una protección adecuada para evitar daños que, la mayoría de las veces, acarrean elevados costes.

Cuando hablamos de la protección del hogar hay que tener en cuenta que, aunque se disponga de un buen sistema externo de protección contra el rayo (pararrayos), se pueden sufrir los efectos negativos causados por las sobretensiones. Una sobretensión hace referencia al aumento del voltaje en la red eléctrica que puede provocar daños en las líneas de suministro eléctrico, de teléfono, de señal de televisión o en la toma de tierra.

Esto ocurre porque en la mayoría de las residencias entran líneas que pueden resultar dañadas debido a los efectos electromagnéticos del rayo, tanto de una descarga captada por el sistema externo, como de un rayo lejano o incluso del impacto de un rayo en la propia línea. En el caso de edificios sin sistema externo de protección, el riesgo es mayor, ya que la corriente del rayo buscará su camino a tierra a través de los recorridos más directos, pudiendo incluso pasar a través de los equipos.

¿Cuáles son los dispositivos afectados por daños eléctricos?

El daño que pueden sufrir es más evidente en equipos electrónicos, como ordenadores, televisores y sus periféricos, a menudo interconectados, con lo que se multiplican las probabilidades de que una sobretensión pueda afectarles. Pero no son los únicos.

Los efectos que causan las sobretensiones transitorias de origen atmosférico se traducen en pérdidas económicas, y van desde la interrupción momentánea del trabajo o el deterioro de los componentes, hasta la destrucción total de aparatos eléctricos o electrónicos tales como frigoríficos, puertas de garaje, sistema de alarma, sistema de calefacción, TV, ordenador, impresora, …

Los principales elementos o dispositivos que pueden verse afectados por las tormentas eléctricas en tu hogar son: teléfono, televisor, frigorífico, vitrocerámica, horno, lavavajillas, lavadora, microondas, aire acondicionado, calentador, chimeneas, techos, servicios de agua, tuberías de gas y árboles cercanos.

Los dispositivos, que pueden ser afectados por daño eléctrico, representan el 92% de los dispositivos eléctricos existentes en el hogar. Por este motivo es fundamental la protección contra el rayo y sobretensiones para equipos de uso doméstico.

Daños producidos por rayos: pérdidas y costes asegurados

Las descargas eléctricas en el hogar son un problema que se relaciona directamente con los seguros de hogar. El hecho de que, actualmente, el número de caídas de rayos vaya en aumento, junto a los daños que estas ocasionan, ha provocado la preocupación no sólo de las compañías aseguradoras, sino también de los residentes de las viviendas, que ven como sus hogares, con numerosos equipos eléctricos, son más vulnerables.

Lo datos que proporciona el Instituto de Información de Seguros (Triple-I) en los Estados Unidos nos dicen que el costo promedio por reclamación aumentó 2.6 % de 2018 a 2019.

Coste de reclamaciones por daños eléctricos en el hogarPor esto, contar con un equipamiento básico para protegerse de los rayos y de las sobretensiones que estos originan es esencial, pues algunos de los daños que las tormentas eléctricas ocasionan son incendios, daños estructurales y las anteriormente mencionadas sobretensiones. Estos daños, a su vez, acarrean una serie de costes a las aseguradoras por la intervención de los bomberos, por desescombro y rehabilitación, por la rotura de electrodomésticos y finalmente por el alojamiento que se le debe dar al asegurado y su familia en caso de inhabitabilidad temporal.

Contar con un sistema externo de protección contra el rayo, junto a una adecuada toma de tierra y protectores contra sobretensiones no sólo protege la vivienda y los dispositivos que se encuentran en ella. En algunos países europeos, puede llegar a reducir la prima a pagar del seguro al garantizar que los gastos en daños ocasionados por tormentas van a ser menores.

En cualquier caso, la importancia de los daños que puede causar un rayo en el hogar va más allá de los simples costes económicos, ya que pueden suponer pérdidas sentimentales o incluso personales.

Soluciones para prevenir las sobretensiones en el hogar

La necesidad de protección es cada vez mayor, debido a que la tecnología va evolucionando y haciendo los componentes electrónicos más pequeños y sensibles a las perturbaciones electromagnéticas.

En la actualidad la mayoría de los sistemas eléctricos están dotados de medidas de seguridad para evitar cortocircuitos y descargas eléctricas a las personas, aparatos eléctricos y electrónicos.

Sin embargo, estos elementos de protección generales no son capaces de evitar las consecuencias de las sobretensiones transitorias, debido a que su activación es mucho más lenta que el pico de tensión que se produce. Tampoco están preparados para proteger contra las llamadas sobretensiones permanentes, aumentos de tensión en la línea de menor intensidad pero de más larga duración, causantes también de importantes daños a los equipos.  Los dispositivos de protección contra sobretensiones transitorias y permanentes son complementarios a las protecciones generales (magnetotérmicos, diferenciales).

Aplicaciones Tecnológicas dispone de una amplia gama de soluciones para prevenir daños por sobretensiones tanto transitorias como permanentes, y protegen eficazmente los equipos eléctricos y electrónicos de uso doméstico más frecuente.

Protección de líneas de suministro eléctrico

KIT ATCONTROL/B PT. Kit completo que incluye protector combinado contra sobretensiones permanentes y transitorias, bobina de emisión e interruptor general automático.

Sobretensiones permanentes

IT ATCONTROL-B PTLos protectores de la serie KIT ATCONTROL/B actúan cuando detectan una sobretensión permanente disparando la bobina de emisión conectada a él (S1, S2). Esta bobina de emisión provoca el disparo del Interruptor General Automático (IGA), protegiendo los equipos instalados aguas abajo.

El sistema avisador de sobretensiones permanentes consiste en 2 indicadores luminosos verde (tensión de red correcta) y rojo (sobretensión). Dispone de botón de test para comprobar que la instalación se ha realizado correctamente.

Sobretensiones transitorias

Los protectores de la serie KIT ATCONTROL/B actúan al detectar una sobretensión transitoria derivando la corriente hacia tierra y reduciendo la tensión a un nivel no perjudicial para los equipos conectados.

Ensayado y certificado como protector de Tipo 2 en laboratorios oficiales e independientes según la norma UNE EN 61643-11 y la GUÍA-BT-23 del REBT. Adecuado para equipos de Categorías I, II, III y IV según la ITC-BT-23 del REBT.

Dispone de un dispositivo termodinámico de control que desconecta el protector de la red eléctrica en caso de degradación y de sistema avisador de sobretensiones transitorias que se ilumina si ha protegido contra una sobretensión superior a su capacidad. Indica que el protector debe reemplazarse.

Protección de líneas telefónicas

AT-9101 ATFONO Protector para líneas telefónicas. Protección eficaz de líneas telefónicas analógicas y ADSL en módulos con protección coordinada media y fina para un par de hilos.

  • ATFONOProtege las líneas telefónicas y los equipos analógicos o digitales conectados a ellas.
  • La descarga se produce en un elemento interno encapsulado, sin producir fogonazos.
  • El módulo incluye protección en modo común y diferencial.
  • Baja tensión residual.
  • Gran rapidez de respuesta.
  • Conexión de conductores mediante presión mecánica, con mayor capacidad de soportar la corriente del rayo que los conectores habituales.

El protector ATFONO ha sido ensayado y certificado en laboratorios oficiales e independientes, obteniendo sus características de funcionamiento según las normas de aplicación.

Protección de línea de antena de televisión

SERIE ATFREQ. Amplia gama de protectores para diversas frecuencias y conectores. Debido a su ubicación, las antenas son uno de los elementos más expuestos a recibir la descarga del rayo. Aun cuando existe un sistema de protección contra el rayo correctamente instalado, los efectos secundarios de la descarga pueden afectar a la señal captada por las antenas de televisión, radiofrecuencia, etc.

Los protectores contra sobretensiones ATFREQ protegen el cable de señal, derivando las sobretensiones conducidas o inducidas a tierra, evitando así daños a los equipos de comunicación, los televisores y los equipos conectados (vídeo, DVD, decodificadores, equipos “cine en casa”, etc.).

  • ATFREQÓptimo acoplamiento con pérdidas imperceptibles.
  • No afecta a la señal incluso a frecuencias muy altas.
  • Tiempo de respuesta corto.
  • No producen deflagración.
  • Pequeño tamaño.
  • Conectores específicos para cada aplicación.

 

Protección de líneas de datos

ATLANAT-2107 ATLAN. Protector individual de redes locales. Los protectores contra sobretensiones ATLAN están diseñados específicamente para evitar fallos en las transferencias de datos entre equipos dentro de una red. Protegen las entradas de los circuitos electrónicos de las tarjetas de red contra los daños causados por las corrientes transitorias. ATLAN es un protector con conectores RJ45 de entrada y salida, capaz de soportar hasta 2kA por cada par de líneas. Está especialmente diseñado para proteger de forma individual cada equipo conectado a la red informática.

Instalar un pararrayos en casa aumenta su seguridad

pararrayos DAT CONTROLER REMOTEY, finalmente, es recomendable la instalación de un sistema externo de protección contra el rayo, ya que evita los impactos directos en la estructura derivando el paso de la corriente del rayo, de forma controlada, a la instalación de puesta a tierra.

Aplicaciones Tecnológicas recomienda la instalación de un pararrayos con dispositivo de cebado DAT CONTROLER® REMOTE, que se caracteriza por responder al acercamiento del rayo, adelantándose en su captura a otros elementos dentro de su zona de protección, para conducirlo a tierra de forma segura y, además, y verifica diariamente su estado para garantizar su correcto funcionamiento.

 

Si necesita asesoramiento experto sobre protección contra sobretensiones contáctenos. Si desea conocer nuestra guía de selección de protectores contra sobretensiones, puede descargarla aquí.