La Compañía Nacional de Combustibles de Uruguay confía sus instalaciones a la vigilancia del detector de tormentas ATSTORM V.02

El detector de tormentas ATSTORM V.02 permite tomar medidas temporales para minimizar riesgos en entornos explosivos.

La ANCAP (Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland) es la empresa pública multinacional uruguaya creada en 1931 y encargada de explotar y administrar carburante nacional, además del alcohol y el cemento portland. También es la empresa que importa, refina y vende los derivados de petróleo. Su instalación más importante es la refinería de La Teja, la primera y única destilería de petróleo en Uruguay, que ha sido modernizada recientemente.

Una instalación de estas características precisa una correcta protección externa contra el rayo, protección contra sobretensiones de las líneas y una buena red de tierras. Pero además la protección preventiva puede evitar riesgos innecesarios en la realización de ciertas actividades ocasionales especialmente peligrosas como la carga de combustible o el mantenimiento de depósitos, además de evitar la exposición del personal en condiciones de tormenta.

Para mejorar la seguridad, la ANCAP ha adquirido detectores de tormentas ATSTORM V.02 para la mencionada refinería de La Teja y también para el entorno de la Boya Petrolera de José Ignacio. El ATSTORM V.02 es capaz de detectar las tormentas incluso antes de la primera descarga, durante su formación, y no tiene partes mecánicas que se desgasten o obstruyan con el uso.

Descargue aquí más información sobre el detector de tormentas ATSTORM V.02.