La norma UNE-EN 62305-4 proporciona cálculos detallados para la protección de los equipos  sensibles contra los efectos del rayo

Los apantallamientos y una correcta selección y coordinación de protectores contra sobretensiones pueden evitar importantes pérdidas

El rayo es un fenómeno de una enorme energía. Incluso aunque la estructura esté correctamente protegida contra el impacto directo del rayo, el impulso electromagnético del rayo (LEMP en sus siglas en inglés) puede producir fallos en los equipos eléctricos y electrónicos. Las sobretensiones transitorias pueden ser conducidas o inducidas a través de los cables de conexión. Además, los impactos en la estructura, en el terreno cercano o incluso el campo electromagnético creado por el rayo pueden afectar directamente a los equipos.

La norma UNE-EN 62305-4 describe detalladamente estas posibles fuentes de daños e indica, con cálculos detallados, como minimizar estos efectos con un coste ajustado. Describe medidas como el apantallamiento de algunas zonas de la estructura o de los cables de conexión. También detalla los criterios para la selección y sobre todo para la correcta coordinación de los protectores contra sobretensiones para optimizar las medidas de seguridad que eviten fallos en los equipos.

Para hacer un estudio protección contra sobretensiones contacte con nuestro Departamento Técnico