El dispositivo de cebado DAT CONTROLER® de Aplicaciones Tecnológicas protege el Puente del Estacio de un impacto directo de rayo.

Los puentes móviles permiten el paso de embarcaciones de gran altura en momentos puntuales. En su movimiento se transforman en paredes verticales pueden alcanzar una gran altura, siendo entonces puntos de impacto claramente preferentes para los rayos.

Uno de ellos es el Puente del Estacio, que toma su nombre del canal que une el Mar Menor con el Mediterráneo. El primer puente del Estacio fue construido en 1969 y era giratorio. Sin embargo, en 2003 se sustituyó por un puente tipo basculante, de 60 metros de largo y que se alza cada dos horas para permitir el paso de embarcaciones de más de 7 metros de altura.

Este tipo de puentes resultan complicados de proteger debido a la movilidad y cambio de orientación de la estructura en riesgo de impacto de rayo. Sin embargo, en este caso la protección pudo realizarse gracias al uso de un pararrayos con dispositivo de cebado DAT CONTROLER en una estructura cercana de gran altura en la que se localiza el sistema de control del puente. Así, el puente queda en el radio de protección del pararrayos incluso al elevarse y alcanzar su mayor altura.

Este fue el caso que ocurrió el pasado mes de agosto, cuando el pararrayos DAT CONTROLER de Aplicaciones Tecnológicas instalado en la cabina de control interceptó el rayo durante la elevación del puente, evitando daños que podrían haber dejado inutilizada la estructura.

¿Qué es un pararrayos y cómo funciona?

Un pararrayos es un sistema de captación de rayos, utilizado para proteger personas, edificios e instalaciones del impacto de un rayo cuando se produce una tormenta eléctrica.

Los pararrayos funcionan captando el rayo para impedir que impacte en cualquier objeto dentro del área de protección. Estos elementos del sistema de protección externa contra el rayo están formados por un objeto metálico, generalmente de forma puntiaguda, conectado a un sistema de bajantes y puesta a tierra, que conducen la corriente de manera segura y la disipan.

Pararrayos con dispositivo de cebado (PDC): DAT CONTROLER®

El pararrayos con dispositivo de cebado supuso una gran innovación tecnológica en la protección contra el rayo. Su funcionamiento está basado en las características eléctricas de la formación del rayo, aprovechando los conocimientos existentes sobre la física del rayo, para lograr un área de cobertura mayor.

DAT CONTROLER® PLUS

DAT CONTROLER® PLUS de Aplicaciones Tecnológicas es un pararrayos con dispositivo de cebado electro pulsante, esto es, utiliza el campo eléctrico atmosférico como fuente de alimentación y emite impulsos de alta tensión para conseguir formar el trazado ascendente en el momento adecuado.

Está sometido a los mayores controles de calidad, cumpliendo con todos los requisitos de la normativa y, yendo aún más allá, con ensayos de aislamiento bajo lluvia y más impulsos de corriente para garantizar su funcionamiento en las condiciones más adversas.

DAT CONTROLER® REMOTE

DAT CONTROLER® REMOTE es la última aportación de Aplicaciones Tecnológicas a la protección contra el rayo. Además de todas las ventajas de los pararrayos DAT CONTROLER PLUS, el DAT CONTROLER REMOTE ofrece la posibilidad de chequear el estado del pararrayos en cualquier momento y desde cualquier lugar. Esta innovación permite, no solo tener monitorizado el elemento de captación, sino también ahorrar en tiempo y costes de mantenimiento de la instalación.

¿Por qué debe instalar un pararrayos?

El objetivo del sistema de protección contra el rayo es:

1) Capturar el rayo

2) Conducir la corriente del rayo de forma segura a tierra

3) Disipar la corriente del rayo en tierra

4) Proteger contra los efectos secundarios del rayo

En un mundo con edificios y equipos cada vez más complejos, el rayo es un riesgo. Una descarga puede dañar los edificios y producir fallos en los equipos electrónicos. Además, puede ocasionar un incendio y pérdidas económicas muy graves.

¿Cuáles son los efectos del rayo?

  • Efectos eléctricos: destrucción de equipos. Elevación del potencial de tierra y generación de sobretensiones que pueden dañar los equipos conectados a la red eléctrica.
  • Efectos electrodinámicos: daños en edificios. Deformaciones y roturas en la estructura por las fuerzas generadas por el elevado campo magnético que se produce.
  • Efectos térmicos: incendios. La formación de chispas y la disipación de calor por efecto Joule pueden llegar a provocar incendios.
  • Efectos sobre las personas y animales: electrocuciones y quemaduras. El paso de una corriente de una cierta intensidad durante un corto plazo de tiempo es suficiente para provocar riesgo de electrocución por paro cardíaco o respiratorio. A esto se añaden los peligros de quemaduras.
  • Efectos de inducción: Dentro de un campo electromagnético variable, todo conductor sufre el paso de corrientes inducidas. Si estos conductores llegan a equipos electrónicos o informáticos pueden llegar a producir daños irreversibles.

Cómo saber si debo instalar un pararrayos

Si tiene dudas acerca de si debe instalar o no un sistema de pararrayos, desde Aplicaciones Tecnológicas le realizaremos un estudio en base a las normas y a sus necesidades específicas. Puede ponerse en contacto con nuestros técnicos pinchando aquí.