Qué determina la calidad de una soldadura exotérmica

La soldadura exotérmica, también conocida como soldadura aluminotérmica de cobre, es el resultado de un proceso que consigue la unión molecular de dos o más conductores metálicos mediante una reacción química. Si se realiza de forma correcta, se consigue una unión superior en conductividad y durabilidad a cualquiera realizada de forma mecánica. Para ello, se deben seguir ciertos criterios que determinan la calidad de la soldadura.

La base de cualquier instalación eléctrica es el sistema de toma de tierra. De su correcta realización dependerá su fiabilidad y durabilidad. Una toma de tierra debe diseñarse y ejecutarse de forma adecuada para poder mantener sus propiedades en el tiempo, por lo que se debe conseguir que las uniones sean duraderas

La soldadura aluminotérmica de cobre es el método más indicado para conseguirlo, ya que las uniones resultantes poseen unas propiedades superiores a cualquier unión mecánica y son más resistentes al desgaste. Este tipo de soldadura, no obstante, debe cumplir con unos criterios de calidad para que se den estas condiciones.

Comprobación y certificación, dos garantías

Para comprobar si se ha realizado una soldadura de forma correcta, que cumple con la calidad deseada, se debe realizar una inspección visual. En este punto, es importante comprobar que la soldadura cubre al menos la superficie previa de los conductores y que no existen otros defectos visibles que pueden afectar a la calidad, como la presencia de poros, escoria u otras impurezas. El color de la soldadura debe de ser cobrizo, variable en intensidad, pero de brillo metálico.

En este paso, no es tan determinante el grado de pureza que tengan los reactivos si el resultado final consigue una conexión que aguante al menos la misma corriente que los propios conductores y una resistencia mecánica similar a estos también.

Estos dos datos son comprobables a través del certificado UL 467 “Grounding and bonding equipment”. Para conseguir esta certificación, se realiza un test eléctrico y dos test mecánicos a una serie de soldaduras de diferentes tipos de unión. El certificado UL 467 garantiza que la soldadura va a cumplir con las propiedades eléctricas y mecánicas que se requieren en esa instalación.

Apliweld® Secure+: seguridad y versatilidad

El sistema de soldadura exotérmica Apliweld® Secure+ de Aplicaciones Tecnológicas cuenta con el certificado UL 467, además de poseer otras características que inciden en la seguridad y la versatilidad.

La seguridad se consigue mediante la posibilidad de realizar el encendido a distancia, bien con cable o mediante conexión remota. Durante la soldadura se produce cobre fundido a más de 1100ºC y que son habituales chispas y proyecciones de material a elevadísima temperatura. La ignición electrónica a distancia puede llegar hasta los 5 o 6 metros si se realiza a través de conexión bluetooth y asegura que el usuario nunca pueda ser alcanzado por las proyecciones de material, las chispas o cualquier otro elemento de la reacción. La ignición electrónica también elimina el uso de reactivos inflamables y asegura un procedimiento único y seguro para realizar este tipo de conexiones.

La versatilidad viene dada por el formato de la soldadura Apliweld® en tabletas, que se pueden utilizar para realizar una ignición tradicional o la ignición electrónica mencionada más arriba. La sustitución de las ocho referencias habituales por una sola y su formato en compacto hace que tanto su uso como su almacenamiento sea mucho más económico y sencillo.

Si desea saber más sobre el sistema de soldadura exotérmica Apliweld® Secure+ de Aplicaciones Tecnológicas, puede contactar con nosotros a través de este enlace.

Si está interesado en recibir formación gratuita de manos de nuestros expertos sobre soldadura aluminotérmica, puede acceder también a nuestra sección de webinars.