Accidente ferroviario en China: cómo proteger trenes ante impactos de rayos

La descarga generó una sobretensión que provocó un fallo en los sistemas eléctricos y electrónicos, deteniendo el tren e inutilizando las comunicaciones. Dispositivos de protección contra sobretensiones como los de las series ATPV y ATLINE, evitan los graves daños derivados de una tormenta eléctrica.

La reciente catástrofe producida por el choque de dos trenes en China, pone de manifiesto la necesidad de instalar sistemas de protección contra el rayo en medios de transporte, capaces de prevenir riesgos a las personas, equipos e instalaciones.

Un tren es una estructura metálica que equivale a una malla conductora y, en este sentido, el impacto directo de un rayo no produce daños en la estructura del ferrocarril. Sin embargo, esto no evita las sobretensiones sobre las líneas eléctricas que dañan e incluso inutilizan gravemente, como en el caso del tren de alta velocidad chino, los equipos internos.

En Aplicaciones Tecnológicas disponemos de dispositivos orientados a proteger eficazmente los sistemas eléctricos y electrónicos usados en ferrocarriles:  

  • Serie ATPV: protector contra sobretensiones de alta tensión nominal (750V en locomotoras), dirigida a proteger los equipos conectados a la línea eléctrica. La instalación de esta protección en el tren chino habría evitado que se detuviese.
  • Serie ATLINE: protector para líneas de datos. Las sobretensiones transitorias provocadas por el impacto de un rayo, generan tensiones residuales que dañan equipos electrónicos como los utilizados en comunicaciones. La instalación de este protector habría posibilitado la comunicación del tren chino con los centros de emergencias pertinentes.

Información técnica detallada: Serie ATPV / Serie ATLINE