Guía básica de instalación y mantenimiento de los pararrayos de cebado (PDC) DAT CONTROLER® REMOTE de Aplicaciones Tecnológicas

Un pararrayos con dispositivo de cebado, conocido también por la abreviatura PDC o por el nombre de pararrayos ionizante, es un sistema de protección externa contra el rayo de alta tecnología. Estos pararrayos tipo PDC se conocen también como pararrayos activos y deben cumplir con las Normas o Reglamentos que le apliquen, tanto nacionales como internacionales (principalmente las normas UNE 21.186, NFC 17.102, Código técnico de la Edificación apartado SU8,y NP4426).

¿Cómo funciona un pararrayos con dispositivo de cebado?

Los pararrayos de cebado de Aplicaciones Tecnológicas se caracterizan por contener en su interior un generador electro-pulsante que emite impulsos eléctricos. En condiciones normales, el generador se encuentra en modo de espera, pero cuando se inician las condiciones de tormenta se activa y permanece en estado de pre-control hasta que el trazador descendente se encuentra dentro del alcance del dispositivo. Cuando esto ocurre, se forma el trazador ascendente, formando el camino para la descarga eléctrica causada por el rayo.

La corriente del rayo pasa por el exterior de la armadura y a través del gap para conducirse hacia tierra, sin dañar el circuito interno. Cuanto más se adelante su trazador ascendente (dependerá del modelo que escojamos), a mayor altura captura el trazador descendente del rayo y evita la caída de rayos en un área mayor.

¿Dónde se puede instalar un PDC?

Los pararrayos con dispositivo de cebado (PDC) pueden instalarse en cualquier tipo de estructura, proporcionando un punto preferente y controlado de impacto del rayo. Los espacios más recomendables para su instalación, abarcan tanto zonas cerradas como áreas abiertas. Este tipo de pararrayos es muy versátil en cuanto a su instalación, por tanto, puede garantizar la protección contra el rayo en toda edificación y espacio abierto, controlando su descarga y conduciendo su energía de forma segura a tierra.

Los PDC de Aplicaciones Tecnológicas se han instalado en todo el mundo y en todo tipo de lugares: zonas deportivas, refinerías, zonas mineras, edificios emblemáticos, etc.

Siempre es conveniente realizar un estudio previo para decidir la ubicación del pararrayos y los materiales complementarios necesarios para lograr la mayor área de cobertura, dependiendo del lugar escogido, de su tamaño y de las condiciones ambientales en las que se encuentre.

Elementos básicos para la instalación de un pararrayos

La regla principal que hay que tener en cuenta para instalar un pararrayos con dispositivo de cebado o PDC, es la altura a la que se va a colocar el mástil. Este debe instalarse de forma que el pararrayos esté al menos 2 metros por encima de cualquier otro elemento dentro de su radio de protección. Si se instala sobre el tejado de un edificio, dada la definición del radio de protección en las normativas, lo ideal es que el mástil lo eleve al menos 5 metros para garantizar la protección de la cubierta y de todos los objetos sobre ella. Además, para la fijación del dispositivo, se tienen que usar los anclajes que soporten el peso del pararrayos y el mástil y adecuados a las condiciones de la instalación.

El PDC, como sucede con todos los sistemas de protección contra el rayo, debe ir acompañado de una instalación de bajantes y un sistema de tomas de tierra. La trayectoria del conductor de bajada debe ser lo más rectilínea posible, siguiendo el trayecto más corto y evitando cualquier acodamiento brusco o remonte. El cable de bajada debe instalarse por el exterior del edificio (siempre que sea posible), evitando la proximidad de conducciones eléctricas o de gas o realizando uniones equipotenciales si la distancia no es suficiente como para evitar chispas peligrosas.

Para protección integral contra el rayo, sería conveniente, además, instalar en la bajante del pararrayos un contador de rayos, ya que la normativa de protección contra el rayo recomienda realizar una inspección del sistema de protección cuando haya recibido una descarga. Con este fin, Aplicaciones Tecnológicas ha diseñado el contador de rayos ATLOGGER, un equipo que monitoriza la actividad eléctrica en la bajante, registrando la amplitud y polaridad del impulso de corriente, así como la fecha y hora en la que el evento tuvo lugar. Además, el contador de rayos ATLOGGER realiza una estimación de la carga y la energía específica del impulso.

En cuanto a la toma de tierra, es clave saber que, pese a no ser un elemento visible, es una parte fundamental e imprescindible de un sistema eléctrico y por tanto, en la protección contra el rayo.

La función de la puesta a tierra en una instalación eléctrica es disipar en el terreno las corrientes de cualquier naturaleza que se puedan originar, como de corrientes de defecto a frecuencia industrial. En el caso del sistema de protección contra el rayo, debe disipar la corriente de las descargas atmosféricas, protegiendo de diferencias de potencial peligrosas a personas y a los equipos eléctricos de nuestro hogar/comercio. Si desea conocer más detalles visite nuestro artículo acerca de la importancia de una toma de tierra adecuada.

Pasos a seguir para la instalación de un pararrayos de cebado (PDC)

A continuación, se muestran unos sencillos pasos que muestran cómo se debería realizar una instalación de un PDC en términos generales:

  1. Instalación de la toma de tierra, medida de la resistencia de tierra y 1ª fase de Conductiver Plus
  2. Colocación de las fijaciones químicas del anclaje
  3. Montaje del pararrayos, pieza de adaptación, mástil y conductor
  4. 2ª fase de Conductiver Plus
  5. Colocación del anclaje y fijación del conjunto del pararrayos, pieza y mástil
  6. Fijación de las grapas de la bajante
  7. Instalación del contador de impactos y el tubo protección
  8. Colocación de la arqueta y el puente de comprobación
  9. Medida final de la resistencia de la toma de tierra

Observe a través de este enlace, un video sobre cómo se realiza la instalación de un pararrayos de cebado por el equipo de profesionales de Aplicaciones Tecnológicas.

 

pararrayos de cebado

¿Cuándo realizar la revisión del pararrayos?

Según indican las normativas nacionales e internacionales, los pararrayos deben someterse a inspecciones y mantenimientos periódicos. La instalación de un pararrayos debe someterse a una revisión siempre que la estructura del edificio se modifique o repare, o cuando la estructura haya recibido el impacto de un rayo, e incluso si estas situaciones no se producen, las revisiones del pararrayos deben efectuarse de manera periódica.

Como parte del protocolo de mantenimiento, se realizan los siguientes tipos de verificaciones:

Verificación visual: revisión anual en el caso de instalaciones de nivel de protección I y II. Para niveles de protección III y IV, la verificación visual ha de realizarse como máximo cada dos años.
En la verificación visual se debe comprobar que:

  • No existen daños debido al impacto de rayos.
  • El pararrayos conserva íntegros todos sus elementos.
  • La continuidad de los conductores es correcta.
  • Las fijaciones se encuentran en buen estado.
  • No existen piezas deterioradas por corrosión.
  • El estado de las uniones equipotenciales es correcto.

Verificación completa: para niveles de protección I y II, la verificación completa se realizará como máximo cada dos años. En niveles de protección III y IV, la verificación se realizará al menos cada cuatro años.

La verificación completa comprende las inspecciones visuales antes descritas y otras medidas. Se requiere verificar la continuidad eléctrica de los conductores y el correcto funcionamiento del pararrayos según las indicaciones del fabricante.

En el caso de los pararrayos de tipo PDC también se debe comprobar el correcto funcionamiento del cabezal. Los pararrayos se instalan en el punto más alto de la estructura, siempre dos metros por encima de cualquier elemento a proteger y generalmente sobre un mástil de seis metros, por lo que en la mayoría de ocasiones resulta complicado acceder hasta este cabezal y pone en riesgo al operario que debe ejecutar estas revisiones.

Para facilitar esta tarea de mantenimiento, en Aplicaciones Tecnológicas se ha incorporado un testador remoto al pararrayos con dispositivo de cebado (PDC) DAT CONTROLER REMOTE. De esta manera, no es necesario acceder físicamente hasta el cabezal, ya que dispone de un sistema que comprueba diariamente el estado y envía el resultado a una aplicación web, donde se pueden consultar los datos actualizados en todo momento.

Verificación completa de los sistemas críticos: esta verificación se debe realizar al menos una vez al año en todos los niveles de protección.

En algunos países, como México o India, entre otros, donde la temporada de lluvias está muy centrada en una época del año y es abundante, resulta muy importante realizar el mantenimiento de pararrayos antes del comienzo de este periodo del año. Contacte con un especialista para realizar el mantenimiento de pararrayos necesario y recibir el asesoramiento adecuado.

Desde Aplicaciones Tecnológicas le invitamos, además, a participar en nuestros cursos online gratuitos sobre prevención y protección contra el rayo: pararrayos con dispositivo de cebado, protectores contra sobretensiones, tomas de tierras, detectores de tormenta… Todos nuestros webinars están dirigidos a profesionales del sector y las plazas son limitadas, no pierda la oportunidad de conocer en profundidad las ventajas de cada producto de la mano de los mejores expertos.

Si quiere participar en estas sesiones formativas, busque el tema que le interesa en su idioma, el curso organizado para su país y compruebe el horario a través de este enlace.