Peligros de las tormentas en las explotaciones agrícolas y ganaderas

Las tormentas eléctricas suponen una importante amenaza para las explotaciones agrícolas y ganaderas, siendo las más susceptibles las denominadas ganaderías extensivas: aquellas que dispongan de extensiones de terreno para la manutención natural del animal.

Las explotaciones agrícolas o ganaderas aprovechan de forma eficiente los recursos que les proporciona su entorno natural. Los animales son criados en libertad y en condiciones meteorológicas adversas corren el riesgo de ser alcanzados directa o indirectamente por un rayo.

Disponer de información fiable de forma anticipada permite iniciar medidas preventivas para evitar los posibles efectos destructivos del rayo.

 

Riesgos de las explotaciones agrícolas y ganaderas frente a una tormenta eléctrica

  • Impacto directo de rayo
  • Riesgo por tensión de paso
    Si el rayo cae en el terreno o sobre una zona arbolada cercana al ganado, la corriente del rayo se disipa en la tierra provocando enormes diferencias de potencial en poco espacio. La tensión entre las patas de un animal llega a ser de kilovoltios. Esto resulta especialmente peligroso para los animales cuadrúpedos, ya que la corriente debida a esa diferencia de potencial circula por su corazón, causando su muerte.
  • Por fallo de los equipos de seguridad, como controladores de temperatura en granjas avícolas.
  • Por incendios causados por el rayo.

Además, los efectos directos e indirectos del rayo pueden causar daños en equipos eléctricos y electrónicos sensibles (autómatas, ordenadores, …) que son cada vez más utilizados en las explotaciones agrícolas y ganaderas.

Noticias nacionales relacionadas

Un rayo mata a 129 cabras en un pueblo de Cáceres

“El ganadero se ha puesto en contacto tanto con la oficina veterinaria de Jaraíz de la Vera como con su compañía de seguros «para ver si pueden ayudar en algo» ya que la pérdida de estas 129 cabezas de ganado caprina supone la pérdida de «más de una quinta parte» de su cabaña.”

La caída de un rayo causa la muerte de 22.000 pollos en una granja de Traiguera

“El ganadero de Traiguera tendrá que hacer frente a pérdidas valoradas en cerca de 100.000 euros. Calculando una media de 2 euros por kilo de pollo, precio de mercado, y dos kilos por animal, la pérdida podría ser superior a los 45.000 kilos de carne y a los 90.000 euros.”

Noticias internacionales relacionadas

Brasil: un rayo mató a 141 bovinos en una hacienda

“De los 141 animales de la raza nerole muertos, 140 eran novillas que habían sido preñadas mediante inseminación artificial y que debían parir en agosto próximo.

 El perjuicio del dueño de la hacienda debe llegar a unos 34.450 dólares, informaron ganaderos de la región. (EFE)”

Un rayo mata a 16 reses en Santander

“16 bovinos murieron a causa de un rayo que impactó el suelo en una finca ganadera ubicada en el municipio de Coromoro. Ninguna de las reses se pudo salvar de la descarga; las pérdidas ascienden a los $25 millones”

¿Cómo evitar las muertes del ganado provocadas por rayos?

La protección contra el rayo en este tipo de instalaciones es en ocasiones complicada por su extensión, el contacto directo con el terreno, la movilidad de los equipos, … Cada caso puede presentar problemas diferentes y se debe estudiar separadamente. Pero existen medidas de protección que se pueden y deben aplicar para evitar daños a las personas, los animales, las estructuras y los equipos.

Aplicaciones Tecnológicas, S.A. pone a su disposición todas las tecnologías de protección contra el rayo: protección externa tanto con puntas y mallas como con pararrayos con dispositivo de cebado, una amplia gama de protectores contra sobretensiones y el más avanzado detector de tormentas, capaz incluso de avisar de la formación de una tormenta en el área a proteger antes de que se produzcan descargas eléctricas atmosféricas (rayos):

Sistema externo de protección contra el rayo

Los pararrayos con dispositivo de cebado (PDC) protegen un área mayor que las puntas simples. Instalados sobre una estructura pueden proteger tanto ésta como sus alrededores y pueden también proteger zonas abiertas. Hay que tener en cuenta que deben estar siempre al menos 2 metros por encima de todos los objetos a proteger (incluyendo árboles), que protegen un máximo de 100 metros a su alrededor y que sigue existiendo peligro de tensión de paso a su alrededor en terrenos no asfaltados.

El pararrayos DAT CONTROLER® REMOTE utiliza el campo eléctrico ambiental como única fuente de alimentación. Es totalmente autónomo, libre de mantenimiento y su funcionamiento puede comprobarse en cualquier momento.

Protección contra sobretensiones transitorias y permanentes

Según la Guía de aplicación del Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT) es obligatoria la instalación de protección contra sobretensiones en las explotaciones ganaderas, las piscifactorías y otras instalaciones donde peligre la vida de los animales si fallan los equipos eléctricos y electrónicos. Los dispositivos de protección contra sobretensiones (SPD) se instalan en todas las líneas que entran en la estructura (suministro eléctrico, teléfono, datos…) y derivan la corriente del rayo a tierra, salvaguardando los equipos. Las protecciones habituales de las líneas (magnetotérmicos, diferenciales) actúan demasiado lentamente y no evitan los efectos del rayo.

Protección preventiva: detector de tormentas ATSTORM®

La detección de las tormentas puede ser en muchos casos la medida de protección más efectiva en el caso de grandes extensiones al aire libre. El detector de tormentas ATSTORM® es una herramienta idónea para las ganaderías puesto que permite tomar las medidas necesarias con antelación, para así minimizar los efectos del rayo.

Funcionamiento del detector de tormentas ATSTORM®

El sistema de detección de tormentas ATSTORM® evalúa el campo electroestático y electromagnético en el área a proteger. La monitorización local se realiza mediante dos tipos de sensores que valoran el riesgo de tormenta eléctrica:

La monitorización del campo electrostático permite detectar las condiciones previas a la formación de tormentas eléctricas sobre el lugar a proteger. La monitorización del campo electromagnético posibilita la detección de tormentas eléctricas activas acercándose dentro de un radio de 40 km de distancia.

El objetivo del sistema ATSTORM® es identificar, con la mayor anticipación, el riesgo de formación o aproximación de una tormenta eléctrica sobre la explotación agrícola o ganadera, permitiendo tomar acciones preventivas oportunas (desalojar el ganado, activar generadores eléctricos alternativos…).

Si quiere conocer más sobre cualquiera de nuestros sistemas, puede ponerse en contacto con nosotros o bien puede inscribirse a una de las sesiones informativas de Aplicaciones Tecnológicas dirigido a profesionales del sector clicando aquí.