Seguridad en el sector de la construcción

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) de Estados Unidos recoge, en su informe sobre la seguridad en el sector de la construcción, que se deben tomar precauciones para evitar el peligro de los rayos a los trabajadores. Sólo en Gran Bretaña, según la revista científica The International Journal of Meteorology en su edición Nº 401, expone que, durante los últimos 30 años, las actividades relacionadas con el trabajo representaron el 15% de todas las muertes por descargas eléctricas.

Ante este porcentaje, la OSHA recoge en su informe que tanto los empleados como sus supervisores deben reconocer los rayos como un riesgo laboral real y tomar precauciones para evitar los posibles riesgos derivados de los mismos. Dicho informe recoge además, que los planes de acción de emergencia (EAP en inglés) deberán estar bien identificados e incluir protocolos de seguridad contra descargas eléctricas atmosféricas.

Según la OSHA, este protocolo debe:

• Informar a supervisores y trabajadores cuando se escuchen truenos, se vean relámpagos, o se perciba cualquier otra señal de advertencia de tormentas que se aproximan.

• Indicar cómo se notificaría a los trabajadores de la necesidad de buscar refugio.

• Identificar lugares y requisitos de los refugios en caso de tormenta eléctrica.

• Indicar los tiempos de respuesta necesarios para que los trabajadores puedan llegar a los refugios de modo seguro.

• Determinar cuándo se deben suspender las actividades de trabajo al aire libre, y cuándo se pueden reanudar las actividades sin peligro de caída de rayo.

• Tener en cuenta el tiempo que puede requiere evacuar clientes, y el tiempo necesario para que los trabajadores lleguen al refugio.

Dicho informe destaca además, la importancia de publicar de forma visible información sobre las medidas de seguridad contra tormentas eléctricas para trabajadores de la construcción.

Por otro lado, la agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (CDC) añade algunas medidas de protección importantes como:

  • Conozca el pronóstico diario del tiempo para saber qué condiciones pueden acaecer.
  • Evite las estructuras altas, como los techos, los andamios, los postes del tendido eléctrico o de teléfono, las escaleras, los árboles y las máquinas pesadas como las excavadoras, las grúas y los tractores.
  • Evite los materiales que conducen electricidad
    NO toque ni los materiales ni las superficies que conducen electricidad, incluidos los andamios de metal, los equipos de metal, los cables eléctricos y telefónicos, el agua, las cañerías y las tuberías de agua.
  • Manténgase alejado de los explosivos.

Desde Aplicaciones Tecnológicas entendemos que la protección contra el rayo en el sector de la construcción es en ocasiones complicada. Cada construcción puede presentar problemas diferentes (cantidad de gruas, tamaño de la construcción, ubicación….) y se deben estudiar separadamente, pero existen medidas de prevención que se pueden y deben aplicar para evitar daños provocados por las descargas de rayos.

ATSTORM®,el sistema experto local de alerta temprana para la prevención de riesgos contra tormentas eléctricas.

La detección de las tormentas puede ser en muchos casos la medida de protección más efectiva en el caso de empresas con grandes espacios de trabajo al aire libre. El detector de tormentas ATSTORM® es una herramienta idónea para la protección de estos riesgos puesto que permite tomar medidas preventivas con antelación, consiguiendo así minimizar los posibles efectos del rayo.

Funcionamiento del detector de tormentas ATSTORM®

El sistema de detección de tormentas ATSTORM® evalúa el campo electroestático y electromagnético del área a proteger. La monitorización local se realiza mediante dos tipos de sensores que valoran el riesgo de tormenta eléctrica:

La monitorización del campo electrostático permite detectar las condiciones previas a la formación de tormentas eléctricas sobre el lugar a proteger.

La monitorización del campo electromagnético posibilita la detección de tormentas eléctricas activas acercándose dentro de un radio de 40 km de distancia.

El objetivo del sistema es identificar, con la mayor anticipación, el riesgo de formación o aproximación de una tormenta eléctrica sobre la construcción, permitiendo tomar acciones preventivas oportunas a los responsables de PRL de la obra.

Si su lugar de trabajo no dispone de protección externa contra el rayo (pararrayos), ni medidas de prevención contra tormentas eléctricas, puede seguir estos consejos de prevención para mayor seguridad.

En Aplicaciones Tecnológicas contamos con amplia experiencia en la prevención y protección contra el rayo en el sector de la construcción. Si precisa de más información acerca de cómo proteger su obra, contáctenos. Le realizaremos un estudio en base a las normativas vigentes y a sus necesidades específicas.