Las tormentas de verano vuelven a tener trágicas consecuencias en España y Portugal

Un ciclista ha muerto y varios excursionistas han resultado heridos, además de otros muchos incidentes causados por los rayos en la temporada estival

El verano es típicamente la época para disfrutar de las vacaciones y de las actividades al aire libre. Pero también es, en las zonas templadas, la estación en la que se forman nubes de convección de tipo cúmulo-nimbo; las típicas nubes de tormenta que producen los rayos. Durante estas tormentas permanecer en el exterior supone un gran riesgo, especialmente en zonas despejadas, sin árboles ni estructuras, donde una persona es el punto más alto y por tanto el preferente para el impacto del rayo.

En el último mes hemos tenido noticias de un ciclista muerto por impacto de rayo cerca de Barcelona y también de varios excursionistas heridos. Es importante tener en cuenta las previsiones meteorológicas y, en caso de zonas de actividades habituales al aire libre como campos de golf o parques de atracciones, disponer de detectores de tormenta para tomar las medidas de precaución necesarias.

En estructuras cerradas, un sistema de protección contra el rayo puede evitar daños a los edificios, los equipos y las personas. Pero hay que tener presente que la protección no es completa si las líneas no están protegidas. Recientemente, por ejemplo, un rayo impactó en el Ayuntamiento de Valencia, que dispone de protección externa pero no de protección contra sobretensiones.  La estructura no sufrió daños pero el reloj se averió, permaneciendo parado durante varias horas hasta que el servicio de mantenimiento pudo ponerlo nuevamente en marcha. Afortunadamente los daños no han sido permanentes, y el reloj podrá seguir marcando el principio de la mascletàs el próximo mes de marzo.

Descargue aquí más información sobre protección preventiva con detectores de tormentas